Noticias Argentina

Bomberos de Jujuy consiguieron que les lleven el móvil hasta su ciudad

Bomberos de Jujuy consiguieron que les lleven el móvil hasta su ciudad

En la ciudad de Santa Clara (Jujuy) hay un cuartel de bomberos voluntarios creado por Víctor Farías. Ellos acuden a las emergencias corriendo, en bicicleta o gracias a la voluntad de algún vecino. Van con palas a intentar hacer algo, porque no tienen sirena ni mucho menos una autobomba. El gobierno de Río Negro ofreció hace algunas horas, llevarles la autobomba hasta la puerta del cuartel por lo que ellos se irán de regreso en micro..

Víctor lleva 36 años como bombero, había estado en contacto con colegas de nuestra ciudad hace algún tiempo y al enterarse que de la Asociación de Bomberos Voluntarios Bariloche le donarían una autobomba, fue tanta la alegría y la ansiedad que con dos compañeros, se vinieron a dedo a buscarla.

En Santa Clara en realidad es mucho más que un cuartel para cada uno de los bomberos que lo componen, es un plato de comida caliente, es un lugar para el encuentro y sobre todo, una familia.

El Cordillerano dialogó con el comandante Víctor Manuel Farías para conocer detalles inimaginables que le ha tocado vivir y las adversidades con las que se encuentra a diario, solo por querer mantener abiertas las puertas de un cuartel de bomberos. El oficial ayudante Cristian Rodríguez y el bombero activo David Teseira son quienes lo acompañaron en la odisea.

“Vivimos en una zona selvática y en Santa Clara por mi iniciativa hemos creado un cuartel de bomberos voluntarios, somos los únicos en todo el departamento de Santa Bárbara (más de seis pueblos)», detalló.

“Asistimos ante emergencias como accidentes o incendios de viviendas, a veces nos busca un móvil policial para acercarnos pero tanto equipos como herramientas, es todo casero”. También cubren incendios forestales o de campo. “Colaboramos en las campañas de educación vial, brindamos charlas en centros educativos o barriales y simulacros en las escuelas pero todo de manera muy precaria”.

“Es la segunda vez que abrimos el cuartel, ya teníamos uno pero el intendente decidió cerrarlo y como funcionábamos en un galpón abandonado del municipio quedamos en la calle”. Agregó “eso fue porque pretendía que fuésemos bomberos de la Municipalidad y no un cuartel independiente, de ninguna manera iba a aceptar eso” sentenció.

El sueño de Farías comenzó hace tres años, el cuartel tiene actualmente 36 bomberos efectivos, “hoy en día tenemos una institución propia, instalaciones que nos ha cedido la empresa Italnorte como donación, es un ex taller y tenemos divido el sector de hombres, de mujeres, tenemos un comedor grande, una cocina y dos tinglados grandes para autobombas”. Es decir ya cuentan con un espacio, se ha convertido en el cuartel de bomberos voluntarios más grande de la provincia, pero no tienen ni un solo móvil o autobomba.

Fuente y foto: www.elcordillerano.com.ar