Noticias Argentina

Evalúan la continuidad del destacamento de La Ribera

Buenos Aires – Son varios los hechos de inseguridad sufridos en la sede de la calle Italia. Además, durante un incendio en Los Naranjos y 23, uno de los bomberos fue agredido y se robaron algunos elementos de importante valor que se encontraban en la autobomba.

En la madrugada del domingo se registró un incendio ocurrido en la zona de la ribera quilmeña, más precisamente en la intersección de la calle 23 y Los Naranjos. Allí, cerca de 20 bomberos trabajaron arduamente para controlar las llamas que provocaron severos daños en una casa de familia. Las causas que dieron inicio al siniestro, aún son desconocidas.

El fuego se propagó y afectó tanto la planta baja como el primer piso de la propiedad. Afortunadamente, pese a la gravedad de lo ocurrido, no hubo que lamentar ningún herido.

Lamentablemente, la noticia no terminó ahí, ya que el primero de los bomberos pertenecientes al Destacamento La Ribera fue agredido por varias personas que se encontraban en el lugar y que incluso robaron algunos objetos de valor que se encontraban en la autobomba.

En primer lugar se trata de un chaquetón (valuado en unos 3.000 pesos) y una lanza para manguera.A raíz de esto, nuestro medio dialogó con Raúl Pavón, jefe del Cuerpo de Bomberos de Quilmes quien brindó mayores detalles de lo ocurrido y además describió la situación del destacamento como delicada, al punto de poder llegar a pedir el cierre definitivo a causa de los continuos problemas de inseguridad.

«En primer lugar, durante el fin de semana tuvimos bastante actividad», comenzó relatando Pavón. Con respecto al hecho de Los Naranjos y 23, «nos avisaron los vecinos y hubo que enviar al único efectivo que estaba en el destacamento, con el fin de evaluar la situación hasta la llegada del resto de los efectivos». En ese sentido, el jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios detalló que «se trataba de un incendio de 6 x 10 generalizado, que afectó dos plantas».

En tanto, al ser consultado por las agresiones sufridas, Pavón detalló que: «Ni siquiera fueron los propietarios de la vivienda afectada, era un grupo bastante numeroso que entorpecía la labor de los efectivos, con insultos permanentes, por lo que además se pidió apoyo a la Policía».

Finalmente, tras la llegada de los refuerzos provenientes del cuartel central, se pudieron finalizar los trabajos. Sin embargo, no se pudo recuperar el material robado por los delincuentes. «Nos decían que llegamos tarde, nos agredían y en ese marco había que apagar un fuego», relató Pavón que además confirmó que en la tarde de ayer aún se realizaba un inventario con el fin de constatar si faltaba algún elemento más.

«No se puede trabajar así, con tantas trabas y complicaciones», detalló y a su vez agregó: «yo pediría el cierre del destacamento, porque no quiero tener que lamentar que le pase algo a un efectivo que está luchando por salvar una vida». Esta frase del titular del Cuerpo de Bomberos Voluntarios se debe a los constantes hechos de inseguridad que también se sufren en el destacamento ubicado sobre la calle Italia.
Dificultad
Nuestro medio se dirigió al destacamento de La Ribera y dialogó con algunos efectivos, quienes manifestaron que la inseguridad en el lugar es materia constante.

«Además de lo que nos robaron el otro día ya habíamos tenido que sufrir la pérdida de una bomba de agua», indicaron. Por otro lado detallaron que «somos una entidad que realiza un trabajo comunitario, donde el dinero que ingresa mayormente es de aportes de los socios y este tipo de robos nos afectan demasiado», relataron. Según expresaron los servidores públicos «hace poco tiempo hicimos una compra importante de materiales, por unos 100.000 pesos». Cabe informar que año a año se realiza un inventario con el fin de detallar qué material está obsoleto y qué se debe incorporar.

«Lógicamente, no sabemos cuántos robos vamos a sufrir, como para agregar en el inventario», sostuvieron indignados. Uno de ellos expresó que ya habían sufrido el robo de una lanza de manguera.
«Es algo que para nosotros es fundamental y que para los delincuentes no tiene valor alguno» y agregó: «hubo una persona que se enteró que andaban vendiendo un material que nos habían sustraído, la compró y de buena fe se acercó y la devolvió».

Vale detallar que en varias ocasiones se han denunciado hechos ocurridos en la zona de La Ribera y los Bomberos Voluntarios no son los primeros en sufrirlo. Son reiterados los pedidos por parte de los choferes de la línea 85 o bien de gente que acude a los locales nocturnos durante los fines de semana.

La Sociedad Bomberos Voluntarios de Quilmes inauguró el destacamento de La Ribera, conocido como Guardacostas Río Iguazú» el 31 de enero de 2003, apadrinados por la Prefectura Naval Argentina. Sería realmente lamentable que se pierda a causa de la inseguridad.

 

fuente: www.elsolquilmes.com.ar