Lograron extinguir los incendios que dejaron más de 130 muertos