La Provincia confía en destrabar equipos retenidos por la aduana