Compañía más antigua del Biobío sigue a la espera de su reconstrucción