Capacitación - Biblioteca

Riesgo en incendios sobre instalaciones eléctricas

Riesgo en incendios sobre instalaciones eléctricas

El personal de bomberos frecuentemente está expuesto a los peligros de la electricidad durante operaciones de combate de incendios; por ello es necesario tener en cuenta medidas preventivas.

La posibilidad de encontrar líneas eléctricas al combatir incendios se presenta en la mayoría de los casos; tanto en edificios, en zonas urbanas aisladas, en zonas densamente pobladas, o bien en campos o zonas forestales en proximidad de postes o torres de líneas eléctricas.

Teniendo en cuenta que no todos los bomberos son técnicos electricistas, es importante que el personal sepa proteger su vida conociendo los peligros de la electricidad al combatir un incendio determinado, o al realizar operaciones de salvamento donde pueda haber riesgos de circuitos o equipos eléctricos expuestos. Es conveniente que en los programas de internos de capacitación se incluya un estudio general de la energía eléctrica, sus peligros y las técnicas para la aplicación de primeros auxilios. Se recomienda para ello buscar la cooperación de representantes de la compañía eléctrica de la localidad, para dictar clases sobre esta materia tendientes a desarrollar procedimientos adecuados para el combate de incendios en presencia de equipos eléctricos y para determinar la coordinación de esfuerzos entre el cuerpo de bomberos y las cuadrillas de emergencias de la compañía de electricidad.

Aunque los controles de las empresas de electricidad han aumentado para las instalaciones nuevas, lo ideal sería que controlen también las instalaciones eléctricas existentes, tanto en barrios de emergencia, donde la instalación es precaria como en edificios y ciudades de alta densidad, adonde la instalación eléctrica se exige al máximo por la elevada demanda.

Con la mayor información disponible, sobre la ubicación de equipos eléctricos y cables conductores de alta tensión, se consigue tener mayor seguridad al planificar cortes de energía y así poder controlar mejor los peligros eléctricos en casos de emergencias.

CIRCUITOS ELECTRICOS

Los circuitos eléctricos pertenecientes a la compañía de electricidad, que corresponden desde la fuente de producción hasta la entrada del domicilio del consumidor, se dividen en tres etapas:

1) Circuitos de Transmisión: Son los que llevan voltajes altos, y son los conductores que van desde las plantas generadoras hasta los puntos de distribución. Los voltajes de estas líneas eléctricas están por encima de los 18.000 voltios ya que la pérdida de energía por transmisión remota es menor cuanto mayor es el voltaje, teniendo también limitaciones de máximos.

2) Circuitos de Distribución: Llevan voltajes altos, y son los conductores que van desde el punto de distribución hasta los transformadores que prestan servicios a los usuarios. Los voltajes de estas líneas varían entre 600 y 18.000 voltios, existiendo algunos sectores de mayor voltaje.

3) Circuitos de servicio: Llevan bajos voltajes, y son los conductores que van desde los transformadores hasta el domicilio del usuario, los comercios, la industria, etc.; con la entrega de energía que para cada caso se requiera, como ser la fuerza motriz, etc. Siendo comúnmente estos voltajes inferiores a los 600 voltios.

El hecho de denominarlos voltajes bajos no significa que sean voltajes seguros de libre manipulación. La red domiciliaria de 220 voltios es un voltaje bajo; pudiendo llegar a ser mortal para el ser humano en caso de una aplicación indebida; mayor podrá ser el riesgo si es una industria que utiliza fuerza motriz y trabaja con 380Voltios.

PRECAUCIONES

Los incendios en equipos eléctricos que se encuentran en funcionamiento o que están recibiendo todavía energía eléctrica, presentan una condición muy peligrosa, debido a que un chorro de agua o de un agente extintor conductor de la electricidad, puede exponer al bombero o la persona que este manipulando al extintor, a un choque eléctrico. AL respecto se han deducido los siguientes puntos determinantes:

1) Un chorro de agua puede conducir corriente eléctrica hasta la boquilla de la manguera. Esta corriente puede ser de suficiente intensidad para matar a una persona o para lesionarla seriamente.

2) La cantidad de corriente que puede llegar a la boquilla depende de:

a) El voltaje presente en el conductor o en el equipo.

b) La distancia de la boquilla ai conductor o dispositivo cargado eléctricamente.

c) el tamaño del chorro.

d) Si el chorro es intermitente o continuo.

Los únicos agentes extintores no conductores, considerados seguros para ser usados sobre circuitos eléctricos a corta distancia son: dióxido de carbono; polvo químico seco; líquidos vaporizables. No es aconsejable el empleo de extintores de espuma para combatir incendios sobre equipos con suministro eléctrico conectado o en funcionamiento.

Se evitará la aplicación de chorros de agua con mangueras sobre conductores o equipos eléctricos. Si es necesario realizar esta operación en proximidad de circuitos eléctricos tomar las siguientes precauciones:

1) Conductores de hasta 500voltios, puede mantenerse la boquilla de la manguera a cinco metros de distancia (mínima) sin exponer al bombero u operador que la sostiene.

2) Todo bombero debe considerar cualquier conductor como de alto voltaje, debido a la posibilidad de hacer contacto o de formar «un puente» entre los conductores o componentes de alto voltaje.

Se deberá utilizar boquillas de alta presión para generar niebla sobre incendios producidos en equipos eléctricos de alto voltaje en forma segura.

El empleo de agua en forma de niebla es un factor importante en el combate de incendios eléctricos, especialmente de aquellos que se presentan en transformadores,

Interruptores enfriados por aceite, aislamiento de madera u otros elementos combustibles que se encuentren cerca del equipo eléctrico, en este caso se tendrá en cuenta el riesgo adicional parte de los vapores del líquido contenido interiormente.

Se recomienda el armado de boquillas fijas o emplazamientos de monitores para niebla para evitar la posibilidad que el bombero cambie accidentalmente la posición de la boquilla de niebla a chorro directo, cuando se encuentre en una posición demasiado cercana para usar el chorro directo sin peligro.

Cuando los equipos eléctricos y cables se encuentren ubicados en cámaras de inspección subterráneas, sótanos para transformadores y túneles, nunca debe dirigir el agua o espuma a menos que le sea solicitado expresamente por un representante competente de la compañía de electricidad y aun así debe operar aplicando en forma de niebla al agente extintor.

Riesgo en incendios sobre instalaciones eléctricas


Ofic. Ing. Eduardo Javier Granda

Soc. Cuerpo Bomberos Voluntarios Pilar (B)



Comentarios

Calendario

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31