Portada » Historias » Se cumplen 30 años del incendio de los Almacenes Arias en donde perdieron la vida diez bomberos

Historias

Bomberos de España 06 / 09 /2017

Se cumplen 30 años del incendio de los Almacenes Arias en donde perdieron la vida diez bomberos

( )

Madrid.- Se cumplen 30 años del incendio de los Almacenes Arias. Una tragedia que marcó Madrid y en la perdieron la vida diez bomberos el 4 de septiembre de 1987 sepultados bajo toneladas de escombros.

El incendio de los dos edificios de Almacenes Arias, situados en la céntrica calle madrileña de la Montera, se desencadenó en la tercera planta de los almacenes y durante las labores de extinción, ya durante la madrugada, una parte de la estructura metálica se desplomó y atrapó a 10 bomberos.

El incendio, según los propietarios de los almacenes, se originó en la segunda planta del edificio anexo, el número 31, destinado a venta en sus plantas inferiores y a almacén en las restantes. Los hermanos Arias, dueños de estos establecimientos, atribuían a un cortocircuito el comienzo del fuego, que según su relato, se vieron incapaces de sofocar y que acabó no sólo consumiendo este viejo edificio, de estructura de madera, sino que se propagó al edificio principal.

El aviso del incendio en los Almacenes Arias lo reciben los bomberos a las 19.45. Cinco minutos después llegaban las primeras unidades autobombas y se asentaban ante las dos fachadas de ambos inmuebles, la que da a Montera y la que da la plaza del Carmen.

Pasadas las 2.30 de la madrugada, cuando los bomberos trabajaban en varios pisos del edificio nuevo de Almacenes Arias por orden del jefe del Cuerpo de Bomberos Municipal, José Pascual, se hundió el suelo de la cuarta planta, que arrastró, en su caída, las superficies de todas las alturas inferiores hasta alcanzar el segundo sótano.

Diez bomberos quedaron entonces sepultados bajo cientos de kilos de escombros y vigas de hierro. El derrumbe se produjo por el sobrecalentamiento de las vigas, por efecto del fuego de ambos edificios, que se combaron y cedieron.

El desplome de estas ocho plantas produjo una fuerte corriente de aire hacia arriba que avivó el fuego en el viejo anexo colindante, utilizado para almacén y venta, y que se halla comunicado al primero.

fuente y foto: www.elpais.com







Comentarios