Noticias

Bomberos de Argentina 14 / 07 /2017

Denuncian “abuso de autoridad” en Bomberos


( )

Claudia Esteban, madre del bombero fallecido Demian Ceballos, aseguró que familiares de los efectivos denunciaron condiciones de trabajo hostiles en el cuartel de Bomberos de Caleta Olivia. “Pusieron cámaras y no los dejan tocar el celular”, afirmó y consideró que hay “persecución” a los efectivos por parte de los jefes.

Durante septiembre del 2010 Demian Ceballos, bombero caletense, viajó a Río Gallegos junto a varios compañeros con el fin de realizar un curso de rescate y salvamento. Lamentablemente, el joven perdió la vida durante uno de los ejercicios en una pileta de natación.

A raíz del suceso, cinco instructores del curso: el subcomisario Sergio Alejandro Barrionuevo, el oficial subinspector Sebastián René Povoli, los agentes Leonel Maximiliano Valdés y Augusto José Alvarez, y el cabo Maximiliano Rubén Diantoni, fueron sumariados y posteriormente procesados bajo la carátula de “homicidio culposo”.

Desde entonces la madre de Ceballos, Claudia Esteban, comenzó una lucha incansable tanto por el esclarecimiento del caso de su hijo, como por la existencia de condiciones dignas para todos los bomberos de la fuerza policial.

En ese marco, Esteban comentó al portal de noticias La Vanguardia del Sur que otras madres de efectivos que se desempeñan en la Unidad XVI de Bomberos de Caleta Olivia denuncian un “ambiente laboral tóxico”.

“Muchos bomberos están pasando una situación muy particular en el cuartel” comentó la madre de Ceballos y añadió: “es algo que me toca muy de adentro, porque el abuso de autoridad es lo mismo que decir la muerte de Demian”.

En paralelo, Esteban sostuvo que a los familiares “les sorprende la situación” en la que se ven inmersos los uniformados dentro del Cuartel y denunció que los mismos están “al borde”, afirmando que “cuando te persiguen y te hostigan te llevan a ciertas situaciones”, sin ahondar en detalles.

Al ser preguntada sobre esos “escenarios tóxicos y nocivos”, Esteban explicó que “se colocaron cámaras dentro del cuartel y no los dejan tocar los celulares” generando de esta manera un lugar que “no es favorable para el trabajo”.

Para concluir, Claudia Esteban hizo un balance sobre la situación y tras denunciar “lo que parece una persecuta” por parte de los superiores, reclamó que “los jefes se expidan” sobre la situación.

fuente y foto: www.laopinionaustral.com.ar








Comentarios